La metodología de instrucción básica agrupa simultáneamente la práctica teórica, instrumental y de orquesta. El trabajo en grupo asegura que los participantes se involucren en actividades en conjunto desde el primer momento en el que se inscriben. Este tipo de instrucción colectiva no es común en los métodos de enseñanza tradicionales. Ésta técnica de clases y ensayos asegura una exposición temprana a las grandes obras de la música, buscando la interacción constante entre los niños y su comunidad. Además de desarrollarse en el ámbito musical, el proceso de enseñanza y aprendizaje facilita el desarrollo integral del niño desde su comienzo, fomentando la responsabilidad, disciplina, compromiso, trabajo en equipo, respeto, convivencia, colaboración y el sentido de pertenencia, formando así ciudadanos multiplicadores de todos estos valores en sus entornos familiares y en la sociedad.

El programa para la OEPV, contempla un repertorio por cada nivel: pre-infantil, infantil y juvenil, tanto en el ámbito orquestal sinfónico como coral, con las excepciones inherentes a cada programa. Los estudios funcionan con un modelo continuo de evaluación tomando en cuenta indicadores técnicos en cada fase. (Audiciones, muestras, evaluaciones )

  • Además de desarrollarse en el ámbito musical, nuestra metodología incluye charlas semanales sobre desarrollo humano y construcción de ciudadanía para reforzar el carácter preventivo del programa de la OEPV, en el que se pretende fomentar: la responsabilidad, disciplina, compromiso, trabajo en equipo, respeto, convivencia, colaboración y el sentido de pertenencia, formando así ciudadanos multiplicadores de todos estos valores en sus entornos familiares y comunidades.


  • La acción social de la metodología

En el proceso de enseñanza-aprendizaje, se mantiene un vínculo constante con la comunidad y la familiar de los niños y jóvenes, con el fin de propiciar un entorno motivador que les permita continuar su proceso artístico-educativo. De esta manera padres, tutores o familiares se convierten en agentes participativos.

El trabajo de evaluación fomenta el hábito de la autocrítica. Este hábito, genera la búsqueda de resultados. Se enseña a utilizar la mente y el espíritu mediante el ahondamiento en la disciplina del arte musical. La autocrítica, en sí misma es un factor que estimula la conciencia en mejora de conductas y actitudes.

El logro de estas destrezas se realiza por medio del empleo de repertorios de música infantil y de las músicas tradicionales regionales (según el caso), convirtiéndose éstas, en una fortaleza de la Pre-orquesta, pues permite que los niños y jóvenes toquen y aprendan con su música regional.


Técnica

  • Principio de la Enseñanza: Flexibilidad y contextualización

La propuesta contempla introducción básica a las asignaturas de: Teoría y solfeo, Historia, Armonía, Contrapunto y Análisis) tomando en cuenta el contexto y a las condiciones reales de cada joven y niño estudiante. Esto se concreta, con la incorporación de una serie de sugerencias que pretende impactar la vida institucional y desde ahí, la comunidad en sus diversos sentidos.

Programa de Pre-orquesta:

Etapa de iniciación musical propiamente dicha, en la que se brindan herramientas a los estudiantes para el logro de destrezas básicas en desarrollo motriz, rítmico, auditivo, vocal, instrumental, lectura, escritura y teoría musical mediante la práctica en agrupaciones.

  • Cada niño, independiente de su nivel de avance y progreso, tiene lugar en la orquesta siendo ésta un órgano vivo que se adapta y cobija a todos respetando los niveles y tiempos individuales.

La carga horaria por semana se distribuye de la siguiente manera:

1- Clase Individual de Instrumento (de 4 a 7 alumnos al principio) hasta 60 minutos, para ir desarrollando la concentración en los niños.

2 -Talleres de Fila (por tipo de instrumento) de 60 minutos, diarios.

3- Práctica Orquestal: Se propone de manera gradual, y de manera NO obligatoria, ensayar de lunes a viernes aplicando la práctica, según los programas propuestos y el repertorio en éstas diferentes modalidades:

  • Ensayos de fila (Categoría instrumental)

  • Ensayos Seccionales (Cuerdas, vientos madera y vientos metales con percusión.)

  • Ensayos Generales.


– Programa básico de formación orquestal sinfónica:

Instrumentos sinfónicos:

Cuerdas frotadas (violín, viola, violonchelo y contrabajo)

Vientos maderas: (flauta transversal, oboe, clarinete, fagot)

Vientos metales: (corno, trompeta, trombón y tuba)

Percusión Sinfónica: (redoblante, bombo, xilófono, timbal, platillos de choque, campana, y marimba)

 

  • Como parte de la enseñanza en el formato de orquesta, se realiza lectura musical en un nivel más avanzado y se conforman ensambles de cuerdas o vientos , con repertorio propio, lo que permite consolidar la afinación entre familias instrumentales.


La propuesta pedagógica de iniciación cuenta con tres áreas del proceso de aprendizaje musical:

  • Conceptuación rítmica

  • Preparación aural- auditiva

  • Creación del ensamble infantil

  • La pre-orquesta, enfocada hacia el desarrollo psico-motriz y auditivo de los alumnos.

Esta etapa se desarrolla en varios niveles durante un tiempo de 2 años, apegados al calendario escolar de la ciudad de Puerto Vallarta, para estar acorde a los procesos de admisión e inscripción, con el objetivo de aumentar la matrícula de niños y jóvenes en el programa de la OEPV.

Otra etapa, corresponde al trabajo con los instrumentos sinfónicos, misma que se divide en grupos de cuerdas y grupos de vientos, cada uno con su propio repertorio y según la conveniencia, se les incorpora la percusión. Se enfatiza el trabajo de lectura, en un nivel más avanzado, considerando el balance de cada grupo; así como la unión de los ensambles instrumentales que sirve de preparación para la etapa orquestal.

El repertorio orquestal prioriza la estructura de agrupaciones sinfónicas juveniles e infantiles, en las que se desarrolla un trabajo esencialmente colectivo, con sesiones de ensayos parciales programadas por el director de orquesta. En esta etapa se amplía el conocimiento del lenguaje musical y al mismo tiempo, se afina la técnica instrumental.


  • Formadores: factor esencial de la metodología

Durante toda su carrera, los instructores deben conocer y manejar las corrientes educativas del saber ser, saber conocer, saber hacer, saber convivir, saber emprender, y fungen como entes sensibilizadores, manejando herramientas de desarrollo personal y actitudinal. Están en capacidad de atender niños, niñas y jóvenes de forma individual y grupal, con un alto compromiso sociocultural, ético, reflexivo, lógico, orientador, cooperativo, racional, investigador e innovador.

Se plantea la implementación de cursos y charlas de mejoramiento y capacitación profesional dirigida a los instructores, donde se contempla el estudio y análisis de materias de carácter formativo, pedagógico y desarrollo humano.


  • Desarrollo de la Inteligencia emocional con la música

El aprendizaje de la teoría musical, la historia de la música, la aplicación del arte musical como herramienta de probada eficacia en tratamientos psicológicos, predispone en el estudiante un desarrollo de su carácter y su disposición a la percepción de emociones.

  • Armonía y Contrapunto: El estudio de la Armonía en la música, conlleva la presentación del fenómeno de tensión y distensión de la carga emotiva presentada en las escalas y acordes. El contrapunto, presenta el medio de confluir las diferentes ideas y líneas melódicas. Aunque sean muy diversas, pueden coexistir y transmitir la idea y la emoción musical.

  • Memoria: El estudio de la música ayuda a desarrollar los procesos que estimulan las conexiones nerviosas en de las neuronas, el estudio de la memoria auditiva, la mecánica o motriz, la memoria visual, el espacio o radio de alcance, de la memoria ante una obra. (Estos estudios de la memoria implican procesos conscientes y subconscientes)

  • Análisis de obras: Desde el inicio, se debe inculcar el estudio de las obras, sus compositores, período histórico, construcción de la obra, tipo de composición e interpretación. De esta manera, gradualmente el estudiante obtiene a consciencia herramientas y facultades que lo preparan y disponen a tener mayor eficiencia en cualquier otra rama del conocimiento humano.

  • Perfeccionamiento: En cada instrumento, la búsqueda de la técnica básica y la mejoría del sonido, implica un proceso mental que requiere capacidades de concentración, desarrollo de la voluntad ante el estudio y la práctica. Aquí es donde reside la contribución principal de la música ante cada individuo. Los procesos psico-motores, intelectuales y de consciencia, entrañan una relación sistemática con los procesos subconscientes. De un método y una guía de excelencia, se logra un proceso de aprendizaje y de desarrollo mental.