La música posee un lenguaje universal que es común a todos los seres vivos. El ser humano es sensible por naturaleza a la belleza, con lo cual pone de manifiesto su poder creativo.

La música es la semilla que germinará en una tierra fértil compuesta por el arte y la belleza, la grandeza espiritual y el desarrollo humano e intelectual, que nos da la posibilidad de integrar todos los conceptos y darle un sentido a todo.